SANTO DOMINGO.- La esposa del cabo de la Policía Jandi Disla Batista, quien asesinó a la arquitecta Leslie Rosado de un balazo en la cabeza, dijo que lo defenderá «hasta el final».

Santa de Jesús Ramírez, de 38 años, explicó que fue un momento muy difícil el que se vivió esa noche cuando, tras un accidente ella, que está embarazada, su hijo de nueve meses y otro de dos años quedaron tirados en medio de la autopista mientras la Arquitecta se dio a la fuga/

Aleg’o que «si cuando ella nos chocó se hubiera detenido y nos hubiera socorrido, tal vez las cosas no debieran llegado hasta ahí».

COMPARTE EL DOLOR DE LA FAMILIA DE LA VICTIMA

“Fue un momento muy difícil el que nosotros vivimos esa noche. Se habla muchas cosas feas de mi esposo, pero nada de eso es cierto. Yo comparto mucho el dolor de esa familia, porque eso no debió de llegar hasta ahí, pero al vernos a nosotros tirados en medio de la calle, de la pista, su niño de nueve meses, otro de dos años, y yo embarazada, fue una impotencia demasiado fuerte, bastante”, narró.

De Jesús Ramírez aseguró que su esposo no es mala persona y que «las cosas no son como se dicen».

“Mi esposo no es ningún delincuente ni es lo que están diciendo y especulando todas las personas. Yo sé que eso no debió llegar hasta ese punto, pero yo quiero que, por favor, no se hablen tantas cosas feas de él, porque él no es esa persona que están diciendo”, dijo.

SE SIENTE ORGULLOSA DE EL

Agregó que Disla Batista es una persona muy respetada y muy delicada, a la cual no abandonará ahora.

“Yo me siento orgullosa de que él sea mi esposo y voy a llegar hasta el final con él, hasta el fin yo voy a llegar con él. Creo en él y lo voy a defender hasta el fin. El no es esa persona de la que están hablando”, expresó la mujer en una entrevista con SIN.

De Jesús Ramírez cuestionó las críticas que recibe su esposo y su familia, en las cuales ponen en duda que el accidente haya ocurrido y aseguró que sí sufrió lesiones, aunque no perdió su embarazo.

«¿Por qué dicen que yo no me hice nada? Yo tengo tres meses de embarazo, yo me guayé acá (muestra parte de un brazo), por defender al niño me guayé, tengo un golpe por aquí también, por la pierna, de este lado me duele muchísimo. Está bien, no perdí la barriga, pero qué querían, que yo perdiera la barriga o que mis niños se hubiesen muerto”, declaró.

0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x